El 15 de octubre, después de la manifestación del 15-M, bajo el lema “De la indignación a la acción” ocupamos el edificio de la calle Almagro 2-4 junto con diez familias desahuciadas.

El edificio ocupado cumplirá la función de vivienda para estas familias y, además, contará con un espacio social para el barrio en los bajos de la finca, donde se realizarán cooperativas de trabajo y talleres autogestionados.

El edificio es propiedad de Cajamar, que hizo tratos con la constructora embargada, así que una vez más nos encontramos con un edificio vacío en manos de la banca.

Esto que estamos viviendo no es un caso aislado, 300 familias al día se quedan sin vivienda y Nou Barris es el barrio con más desahucios de Barcelona. Ante la inoperancia de las instituciones, las medidas como esta son, además de necesarias, totalmente legítimas. Porque no hay derecho de que haya gente sin casas y casas sin gente.

Te invitamos a que te acerques a la plaza a ser partícipe de esta lucha que nos afecta a tod@s.
Es momento de fortalecer los tejidos sociales y de solidarizarse.

Ninguna persona sin vivienda!!!

La lucha nos da lo que el poder nos quita!!!

No somos mercancía en manos de políticos y banqueros!!!